La gallina de los huevos de oro, o de como nos cargamos el sistema

Parece que esta semana estoy en racha para escribir mis post.

Después de la entrada de esta semana, Cirugía low cost, donde trataba de explicar como a base de caprichos de unos pocos nos estamos cargando el sistema de muchos, ayer recibí una carta donde me dejan constancia de lo mismo pero en otro ámbito.

Hace unos pocos años el hecho de quedarse embarazada como profesional de la salud, era verdaderamente una alegría y, que a nadie le parezca mal, “un chollo”.

Todos recordamos cuando de la noche a la mañana, las bajas por riesgo para el embarazo comenzaban tempranamente en la semana 12-13-14, (dependiendo de la unidad claro) cuando además si se daba lactancia materna y se presumía que se podía estar en riesgo para dar dicha lactancia, la baja maternal se alargaba, mientras se daba el pecho, hasta que el bebe cumplía ( si no recuerdo mal, corríjanme si me equivoco ) los 9 meses. Además, el gobierno central otorgaba una ayuda de 2.500 € en forma de cheque bebé y en el caso del Pdo. de Asturias se añadían 500€ mas.
Total unos 19 meses de baja y 3000€.

-¿Eso está mal? rotundamente no, creo que pudiendo se debe incluso aspirar a mas para evitar que las mujeres posterguemos nuestra maternidad pasada la treintena, por aquello de asegurar el puesto de trabajo y las mejores condiciones para recibir al recién llegado.
-¿ Nos lo podíamos permitir? pues a lo mejor una parte sí, y otra no. No soy político ni economista, pero a juzgar por lo que nos duró lo del cheque bebé, creo que no nos podíamos permitir gastar de las arcas públicas 3000€ por cada recién nacido.

Hoy en día ser madre es todavía mas una carrera de obstáculos. Entre encontrar el momento oportuno, conseguirlo y asegurarse de que existe seguridad en tu trabajo para que todo salga bien… puede pasar de todo.

En mi semana 9 me aconsejaron que fuese “moviendo papeles” ya que solían pedir muchos informes y papeleo y el certificado médico de riesgo durante el embarazo tardaba un montón en llegar.
Así fue, hice todos los trámites y llegó la primera petición: Mi historial dosimétrico del último año.
Me extrañó tal petición, pues siendo supervisora, mi equipo suele pedirme ayuda con estos trámites para ellas, y era la primera vez que me pedían algo así.
Pregunté para qué me lo pedían, y la contestación me dejó  un poco descolocada… según mi historial dosimétrico podían calcular cuánto entraba a quirófano ( palabras textuales ).
Me hizo gracia y les dije que afortunadamente tanto mi equipo como yo dábamos habitualmente 0.0, así que no entendía como con ese historial podía calcular cuanto entraba al quirófano, si además hay quirófanos sin Rx.donde también hay riesgos como son los gases anestésicos.
Su respuesta me dejo todavía mas asombrada: no está demostrado que los gases anestésicos provoquen riesgo para la madre o el feto… ¡caray!, ¡acababa de matar una leyenda urbana de los quirófanos!

Han pasado los días, y por fin ha llegado el certificado de riesgo.
Para mi no es tan importante la semana en la que deciden que mi trabajo comienza a influir negativamente en mi salud, lo que me ha indignado son los argumentos:

1.- Como soy supervisora, si yo tengo que entrar a quirófano ( cosa que es así porque junto con la enfermera de anestesia, en caso de que haya una urgencia somos el personal único disponible ) tengo capacidad para evitar ser la instrumentista ( y por lo tanto la circulante ) en intervenciones:

Con pacientes VIH ( como si lo llevasen escrito en la frente ) donde el riesgo lo correría solo la cirujano ( debe ser que las enfermeras circulantes ni cogen vías, ni ayudan a colocar la central, ni cogen arterias…. etc, etc)

En cirugías con escopia, ya que aunque puedo alcanzar una dosis acumulada profunda y superficial de 2 mSv durante el embarazo ( todo el embarazo ) es mejor que no las instrumente.

Y añade: El riesgo de inhalación de los anestésicos por el personal se produce en la inducción, no teniendo que participar la DUE, no estando probado el riesgo en el embarazo para el protóxido y el sevofluorano, con las correspondientes medidas de prevención.

2.- Como circulante ( es decir si evito ser instrumentista) literalmente: No presenta riesgo biológico, químico ni por radiaciones ionizantes (puede alejarse 2 m de la fuente)

De lo que yo solita desprendo:
La enfermera circulante no manipula material cortopunzante en ningun momento.
Durante la inducción anestésica lanzamos desde fuera del quirófano el tubo, la medicación… porque como “no tiene que participar la DUE
Y los quirófanos habilitados para la cirugía con escopia, deben medir como un campo de fútbol, para poder correr cada vez que se dispara el rayo a 2m de distancia del aparato de rayos.

Sinceramente, si algun@ de los que me leeis trabajais en quirófano, seguro que os acabais de reir o de espantar a partes iguales.

Contándolo hoy por la mañana en el quirófano mis compañeras se partían la caja pensando en que cada vez que se “tira escopia” en un quirófano de trauma tengas que separarte 2m del aparato… uno no hay sitio material salvo que sepas a travesar paredes y levitar por encima de las mesas, y dos, si haces eso no le echas al campo una triste gasa a tu compañera en toda la santa cirugía.

Enfín…¿ Hemos matado a la gallina de los huevos de oro? yo creo que los trabajadores no, ya que simplemente cogieron lo que se les daba, pero las administraciones deberían haber medido un poco mejor lo que había, para cuanto podría durar y dosificarlo para hacer las cosas sostenibles.

Por último déjenme decirles algunos ejemplos de semanas en las que se otorga el riesgo por profesión:
Este año:
Facultativo URG–> sem 18
Facultativo especialista quirúrgico –> sem 18
DUE Qfn (turno M)–> sem 22
Aux consultas –> sem 25
Año pasado:
DUE qfn a turnos y guardias –> sem 27
Matrona –> sem 15
Facultativo URG –> sem 24
Hace 5 años:
DUE qfn a turnos–> sem 14

¿Vosotros entendeis algo?
Anuncios

3 comentarios en “La gallina de los huevos de oro, o de como nos cargamos el sistema

  1. Hola Mónica!

    Pues hoy no voy a estar completamente de acuerdo contigo…

    Mis hijas no son muy mayores, aunque hubo una pequeña ayuda del gobierno (100€), hasta donde recuerdo, nunca se facilitó en España el embarazo ni la crianza de niños.

    Sin mencionar el caso de mi mujer,… recuerdo compañeras cambiando de servicio para evitar riesgos, o ginecólogas de más de 35 semanas haciendo guardias y por supuesto quirófanos, ventosas o forceps…
    También he visto y veo compañeras con el sacaleches y la nevera que mantienen la lactancia materna con mucho sacrificio personal.

    Es cierto que hace unos años, con el mal entendido boom de la seguridad en el trabajo, se produjo un abuso de la condición de embarazada, provocado por varias cuestiones…

    Una pésima evaluación de riesgos de los puestos de trabajo del centro. Una mala gestión del personal del centro. Un sistema perverso de la gestión de estas prestaciones.

    La evaluación de riesgos, constataba que había determinados riesgos incompatibles trabajadores especialmente sensibles (Embarazadas), así con una simple solicitud la enfermera en cuestión conseguía irse a su casa. Falta el paso en el que la mutua solicita a la empresa un puesto compatible para esa enfermera, que es lo que habría que hacer, no mandar a la embarazada a casa sino proporcionarle temporalmente un puesto de trabajo compatible.

    Pero eso lleva trabajo, y si al final la baja la paga la mutua, a la empresa (Hospital) no le importaba mucho y decía que no había puestos compatibles (A lo mejor es que no los hay realmente)… resultado… a la primera de cambio a casa.

    Como la mutua es una empresa privada, es evidente que cuidará bien como gestiona las bajas, si fuese la administración (El dinero no es de nadie…)…

    Lo natural durante el embarazo (Si es normal) es trabajar, o eso me han dicho siempre los que entienden del tema. Me parece mejor que se den ayudas y permisos para la crianza, y que en determinadas áreas de los hospitales, las direcciones de enfermería habiliten puestos de trabajo compatibles con el embarazo (Debería haberlos).

    Otros dos aspectos a tener en cuenta son:

    1) La evaluación que hay hecha de tu/s puestos de trabajo, que puede estar mejor o peor realizada y en la que se debería basar…
    2) El informe del técnico de prevención, que al fin y al cabo con su firma tiene responsabilidad civil y penal ante las consecuencias que los riesgos de tu trabajo pudieran acarrear a tu salud o la de tu peque.

    En resumen, que las cosas deberían hacerse bien, y que sería genial que los embarazos se pudieran hacer tranquilamente en casa, pero porque sí, no haciéndonos trampas al solitario.

    Y sí, también aquí hemos abusado mucho, y hemos sido poco competentes (Responsabilidad ninguna)

    En cualquier caso, ser madre debería ser la mejor experiencia de tu vida, al menos así la vivo yo (Aunque sea como padre…), y la preocupación por la seguridad de tu peque ya no te dejará el resto de tu vida.

    Ser madre sí que es una actividad de riesgo, desde aquí te doy la enhorabuena y me alegro muchíiiiisimo…

    Un abrazo!

    Me gusta

  2. Pues yo creo que estamos de acuerdo! jeje
    Lo que quería denunciar era precisamente esa perversión de años atrás (no tantos) por la cual se “regalaban” bajas por riesgo para el embarazo sin apenas estudiar los casos, o valorar la posibilidad de pasar a un puesto de trabajo compatible, de tal modo, teníamos embarazadas de a penas 12-14 semanas en casa, cuando, si no existían riesgos añadidos, podían desempeñar su función en otros puestos de trabajo, evidentemente donde los hubiese.
    Yo ahora mismo, con mis 14 semanas me encuentro bastante mejor que cuando estaba de 5, simplemente me molesta el calor, o estar de pie demasiado tiempo, y posiblemente si todo va bien me siga encontrando así de bien ( espero ) por muchas semanas.
    Pero no es como se encuentre la embarazada, puesto que no se valora un baja médica, sino que se valoran los riesgos a los que se expone la gestante.
    Ahí fue donde me indigné. Como expuse en el post, lo que no acabo de entender es que se diga que si solo ejerzo como circulante mis riesgos son menores, que no me expongo ni a riesgos químicos, biológicos ni por radiación, y eso es lo que me ha disgustado profundamente, el total desconocimiento del trabajo dentro de un quirófano, su ergonomía y desarrollo de de actividades.
    Me consta, porque la he leido a conciencia, que mi evaluación de riesgos, así como la tuya y la del resto de compañeros de quirófano, mal que bien, ( que todo se puede mejorar ) reseña todos esos riesgos tanto en el puesto de circulante como en el de intrumentista así como otros que ni se han tenido en cuenta, riesgos que al parecer quien emite el certificado desoye y sobrescribe su parecer por encima de las recomendaciones.
    Todos queremos trabajar con seguridad, hombres y mujeres embarazadas o no, solo que durante esos nueve meses parece que llevemos la lupa en la mano porque tenemos mas responsabilidad si cabe que la de solamente nuestro cuerpo. Sin embargo evaluaciones de este tipo, nos hacen pensar si verdaderamente estamos protegidos, si la seguridad laboral simplemente esconde a profesionales comprometidos con la seguridad de los trabajadores, o mercenarios que siguen las normas dictadas por una administración asfixiada por regalar los huevos de una gallina que hoy no es capaz de poner mas.

    Me gusta

  3. El empresario garantizará de manera específica la protección de los trabajadores que, por sus propias características personales o estado biológico conocido, incluidos aquellos que tengan reconocida la situación de discapacidad física, psíquica o sensorial, sean especialmente sensibles a los riesgos derivados del trabajo. A tal fin, deberá tener en cuenta dichos aspectos en las evaluaciones de los riesgos y, en función de éstas, adoptará las medidas preventivas y de protección necesarias.
    Los trabajadores no serán empleados en aquellos puestos de trabajo en los que, a causa de sus características personales, estado biológico o por su discapacidad física, psíquica o sensorial debidamente reconocida, puedan ellos, los demás trabajadores u otras personas relacionadas con la empresa ponerse en situación de peligro o, en general, cuando se encuentren manifiestamente en estados o situaciones transitorias que no respondan a las exigencias psicofísicas de los respectivos puestos de trabajo.
    Igualmente, el empresario deberá tener en cuenta en las evaluaciones los factores de riesgo que puedan incidir en la función de procreación de los trabajadores y trabajadoras, en particular por la exposición a agentes físicos, químicos y biológicos que puedan ejercer efectos mutagénicos o de toxicidad para la procreación, tanto en los aspectos de la fertilidad, como del desarrollo de la descendencia, con objeto de adoptar las medidas preventivas necesarias.

    Aunque es un poco rollo, esto es lo que dice la ley. Sin entrar en disquisiciones sobre lo mal hecho que está el informe de la técnico y la responsabilidad que ella adquiere al firmarlo, la ley dice que el empresario es el que debe garantizar la seguridad y la salud.

    Para esto previamente hay que tener en cuenta que debe existir un sistema de gestión de la prevención, en el que las evaluaciones periódicas deberían hacerse pensando también en este artículo 25, y en un sistema de gestión de la prevención bien diseñado esto no debería llegar a la mutua…

    Porque que pone el sistema de gestión de la prevención sobre trabajadores especialmente sensibles???

    Ah! se me olvidaba, la seguridad total no existe!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s