El check list en el área quirúrgica

mano

Ayer por la mañana en el “programa de la Griso”, vamos, Espejo público, daban voz a una noticia sobre un boxeador al que habían operado la mano equivocada y sobre la marcha a su vez la lesionada.
Un error médico, como otras veces se ha oído en la prensa, sin embargo, escuché algo que me hizo poner las orejas tiesas, el médico se excusaba  de su error, porque la vía del paciente estaba puesta en el brazo a operar, por lo que asumió de forma automática que era el brazo libre, el que tenía que ser intervenido. (Ni se le pasó por la cabeza que la enfermera se pudo confundir, o fue incapaz de coger la vía en el brazo contrario).
Buceando en internet he encontrado el facebook del boxeador en cuestión, donde deja colgado textualmente la sentencia del juzgado nº2 (no expecifica de donde. La intervención fue en Getafe). Os la copio tal cual:
El médico, viendo la vía en el miembro superior izdo, fijó sus ojos y toda su atención en el opuesto. La verdad es que la dirección DE LA INTERVENCIÓN RECAÍA SOBRE ÉL, Y TENIA LA POSIBILIDAD DE COMPROBAR EL HISTORIAL MÉDICO y confirmar que era la mano izda la que debía ser operada. YA ES EQUIVOCACION QUE, DESPUES DE HABER TOCADO LA MANO IZDA al paciente , APENAS 15 MINUTOS ANTES, NO RECORDARA ESO Y COMENZARA A OPERAR LA MANO IZQUIERDA sin mas disquisicion, mas pudo haber echado una ligera mirada al historial médico, que lo tenia ahi mismo, EN EL QUIROFANO, Y EN TAL CASO A BUEN SEGURO QUE HUBIERA DISPUESTO QUE LA VIA SE HUBIERE CAMBIADO DE MIEMBRO, LO QUE INDUDABLEMENTE PODIA ORDENAR.
Es de compartir el parecer de esa parte de que la negligencia existió.A partir de aqui la reflexion que se toma por acertada es la siguiente: si se reputa obligado que el médico traumatologo consulte el historial en los momentos previos, e inmediatos, al manejo del bisturí, el deber objetivo de cuidado SE HA INFRINGIDO DE UN MODO GRAVE, APTO PARA LA CONSIDERACION DE DELITO

Ayer tuitee un comentario:

Viva el check list, opera la mano contraria y la ” culpa” la echa a que la via estaba cogida en el otro brazo…

Me pregunto porqué nos cuesta tanto asumir un check list, ¿nos parece ridículo?, ¿la sensación de hacer las cosas de forma mecánica nos da un falso estado de seguridad que hace que no prestemos atención?
En el quirófano en el que trabajo, o al menos trabaja ( llevo desde septiembre de baby-baja ) cuesta un triunfo que determinados compañeros asuman chequear lo que hacen ni siquiera una vez.
Debo ser crítica, son sobre todo los cirujanos, la parte última ejecutora de la intervención, los mas reáceos a asumir, creo yo, que deben comprobar lo que están haciendo ya que es posible que… ¡estén equivocados!.

Normalmente con Anestesia y enfermería no suele haber mas problema, y lógicamente no son todos los cirujanos, faltaría mas, pero me cuesta entender porqué a algunos les molesta tanto comprobar unos delante de otros que se están haciendo bien las cosas.

Recuerdo una anécdota ( y si alguno de mis compañeros me lee seguro que también):
El anterior jefe de anestesia se tomó muy a pecho lo de hacer el check list, en una intervención, tal como dictan las normas, antes de comenzar soltó su listado de preguntas, ¿es fulanito del tal?, ¿nos conocemos todo el equipo?, ¿está todo el material preparado?, ¿es la pierna derecha?…
los síes se iban sucediendo ( por parte de enfermería bien es verdad) pero cuando llegó al tema del miembro a operar hubo un traumatólogo que contestó… -no, si te parece operamos la p……-
No sigo porque se entiende y ya me pareció grosero en su día.

¿Porqué demonios nos cuesta tanto asumir que podemos equivocarnos?

En otra ocasión, hace ya muchos años, llamé a un paciente de cirugía oftalmológica (ambulatorio), no recuerdo su nombre, pero sí que era muy, digamos “sonoro”…
-¿Gumersindo Pérez Pérez?- (por ponerle un nombre), y Gumersindo se levanta y se viene hacia a mi. – Pase Gumersindo.- Le pasamos a la camilla, y le colocamos. Todo el rato, Gumersindo esto, Gumersindo lo otro, Gumersindo que si está cómodo, Gumersindo que si no puede moverse ahora nada, nada…
Pasó la intervención, y salió Gumersindo. La cirujano, mientras se cambiaba el señor ( muy mayor como casi todos los pacientes de cataratas ) sale a entregar las recomendaciones, recetas, informe etc a la familia, y llama -¿Familiares de Gumersindo Perez Perez?- Se levanta un anciano y la que parecía su hija…
-Yo soy Gumersindo, dígame- La cirujana, ojiplática.
-Pero… es usted Gumersindo Pérez Pérez
-Sí soy yo
-(ay, ay, ay) – La oftalmóloga que se mete para adentro.- ¿Caballero como se llama usted?- Le dice al abuelito que se estaba cambiando.
-¿Comoooo?-
-¡QUE COMO SE LLAMA USTEDDD!
-¡Ah!, Evaristo López López- Cirujana, patatús.

Afortunadamente nos iluminó una estrella ya que como se agrupan los pacientes en función del ojo a operar, al tal Evaristo (por ponerle otro nombre), se le había intervenido exactamente el mismo ojo y por suerte con la misma potencia de lente, así que solo hubo que cambiar el nombre en los documentos.
Ni que decir tiene que me pillé la llorera de mi vida y un susto de muerte, ¡Qué metedura de pata! no sabía cómo pedir disculpas y casi me da algo, pero desde entonces JAMÁS llamo a un paciente por su nombre, le pregunto CÓMO se llama para que me lo repitan por si entendieron mal como fue esta ocasión.
Ahora esta anécdota ( que de graciosa tiene poco ) me sirve para ejemplificar la importancia del check list, o si queremos castellanizarlo, ASEGURARNOS TODOS de que lo que estamos haciendo lo hacemos bien.

Creo que la importancia de hacernos humildes y asumir que podemos equivocarnos es justo lo que necesitamos para no cometer errores, el que se endiosa, y cree que su mano jamás va a equivocarse está sacando papeletas a puñados para hacerlo.
Pero, como siempre, lanzo una pregunta a mis lectores…

¿Porqué crees que nos cuesta tanto asumir un check list?
¿Es la forma en la que está planteado?
¿La exposición de nuestros actos ante otras categorías profesionales?
¿Lo consideramos una banalidad?

Y por otra parte,
¿cómo pueden protegerse el resto de profesionales si un miembro del equipo “pasa” de hacer el check list?,
¿De qué me sirve dejar constancia de que por mi parte lo he comprobado todo, si la filosofía del check list es hacerlo en EQUIPO?
¿Qué armas tenemos los mandos intermedios, y los no tan intermedios para fomentar el uso del check list?
¿Cómo podríamos mejorarlo y hacerlo al menos mas “apetecible”?

Ale, como siempre, os dejo más incógnitas que cositas os cuento.

Un saludo compañeros.

Anuncios

5 comentarios en “El check list en el área quirúrgica

  1. Hola Mónica… comparto lo que dices en su totalidad:

    *Nos creemos infalibles? No, pero se piensa que “eso les pasa a otros; yo me fijo o hago que se fijen por mí”
    *La forma pierde al fondo? Por desgracia es cierto que hacer chanza es más sencillo que hacerlo bien… y lo de preguntar si nos conocemos todos en centros como el tuyo o el mío… hay que “torearlo” según venga (yo trato de explicar el motivo, pero ni así)

    En la lateralidad hay un riesgo tan grande… somos tan poco conscientes de él… si tuviesemos el mismo riesgo de no cobrar… la cosa cambiaba… Pero es un tema cultural; a la gran mayoría de los pacientes (los de mi zona) aún les 'mosquea' que les pregunte de qué le vamos a operar y mira que les explico que las preguntas son “por su seguridad”.

    En lo que respecta al nombre estoy tratando de hacer un estudio de demuestre el riesgo de la pregunta cerrada respecto a la pregunta abierta… pero los obstáculos son múltiples… y hay que ir llevandolos uno tras otro.

    Un placer volver a leerte.

    Me gusta

  2. Estoy de acuerdo con Salva, un placer leerte. En lo que diferimos mucho a pesar de estar en la misma Comunidad, es en el grado asunción del check list. La última ha sido, tras el rotundo fracaso de su intento de implantación, para “cumplir objetivos” intentar imponerlo por decreto. La última ha sido que las mentes privilegiadas han tenido la genial idea (espero que no llegue a realizarse de esta forma) de meterlo dentro del registro quirúrgico de enfermería. En este registro la enfermera perioperatoria recoge todos los datos de quirófano y se incluyen también , entre muchos otros ítems, parte de los que recoge el check list quirúrgico. Esto se viene realizando como parte de la actividad quirúrgica enfermera desde muchos años antes de que se hablara del check list y creo que esta es la principal diferencia para sumirlo, nosotros lo tenemos integrado como parte de nuestra actividad dentro del proceso de cidados o de atención sanitaria. Mientras no sea de esta forma, integrarlo como parte del proceso de tramiento, “otros” lo verán como un snobismo o simplemente “cumplir objetivos” y para hacer esa “tarea tediosa-inquisidora-túaminotienesporquépreguntarmeeso” ahora piensan que mandando hacer lo tienen resuelto. ASÍ NO SEÑORES, ESTO NO FUNCIONA ASÍ.
    Un fuerte abrazo a los dos y perdonad el desahogo, pero la decisión aún está en el aire, os iré contando.

    Me gusta

  3. YO no creo ni en la infabilidad del Papa, así que en la mía y de los demás ni te cuento. 😉
    A los pacientes normalmente les explicamos desde la consulta perioperatoria que se les van a preguntar las mismas cosas varias veces por motivos de seguridad, y si bien es cierto que se mosquean algo,muchos dicen que prefieren contestar mas veces que sufrir un error.
    La lateralidad como bien dices, es un error tan facil de cometer que deberíamos poner TODOS veinte ojos, sobre todo en lesiones no visibles, como son en una mama, o en una cadera ( cuando es por degeneración y no fractura) por ejemplo, sin embargo, para muchos parece que sigue molestando que se dude de su “infalibilidad”.
    Un placer regresar.

    Me gusta

  4. Ay Carmen, no sabes como te entiendo, en nuestro caso, también se pretendía que fuese la enfermera la que “rellenase el papelito”, para muchos facultativos, el check list no es mas que una burocracia, que la debe cubrir las enfermeras que de paso, ” es para lo que están “, en mas de una ocasión hemos tenido bronca por ese motivo, máxime cuando el check list en su filosofía indica que deben ser TODAS las partes implicadas quienes lo rellenen, si una parte no lo cubre, no tiene sentido, y pretender que tu rellenes las casillas para que ellos echen la firma (cosa que han visto mis ojitos) pues tampoco. Como contesté un día, ¿estás seguro de que quieres firmar lo que yo rellene? porque puedes tener por seguro que rellenaremos la verdad… ( imagínate que cara pusieron…)
    -se comprobó con el equipo el nombre del paciente… NO
    -Se revisó con el equipo la lateralidad si existiese de la zona a intervenir… NO
    -Se han preguntado posibles alergias… NO
    Y es que creo que el problema del check list, es que es algo que debe hacerse en equipo, y el equipo… no existe tristemente.
    Un placer leerte Carmen!

    Me gusta

  5. Pingback: Seguridad de pacientes, resumen de la conferencia de Xoxé Manuel Meijome | Quironautas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s