#A1000manos

Cada sonrisa
cada abrazo
cada mirada
cada mano

que me roza
que me observa
que me sostiene
que me apoya

Somos uno
somos todos
somos esfuerzo
somos quebranto

que nada nos cambie
que nada nos estanque
que nada nos lleve
que nada nos pare
#MLV #microversos

Cada día nos levantamos y nos vamos camino a un trabajo donde pasamos en ocasiones más tiempo que en nuestras propias casas.
Nos reímos, lloramos, compartimos comidas, cenas,  momentos críticos, anécdotas y risas, y no nos damos cuenta de que ese grupo de personas son nuestra familia, nuestra familia laboral.

Desde la suegra chismosa a la hermana inseparable, la madre protectora y el cuñado impertinente… todos tenemos cabida en esa gran familia.

Nuestro trabajo y vocación siempre está vinculado al paciente, a su cuidado, a su respeto a su autonomía y confort, pero cada día compartimos muchas horas con toda esa gran familia sanitaria, donde todos somos iguales y a la vez distintos, y no podemos obviar que juntos, lo queramos o no somos un equipo del que también tenemos que cuidar.

Si cada día conseguimos hacer sonreír a uno de nuestros compañeros, entenderlo, comprender cuales son sus problemas, restar importancia a banalidades y apoyarnos como equipo, no solo estaremos haciendo felices a otra persona, sino a nosotros mismos.

Me suelen tachar de ser demasiado empática, de llevarme para casa los problemas del día a día y que soy mas emocional que reflexiva, pero me da igual, a estas alturas de la película va a ser difícil que cambie, así que voy a seguir preocupándome por los problemas de mis compañeros, a sentirme mal si hay una discusión y a intentar cada día hacer sonreír por lo menos a una persona.

Estas son mis mil manos, cada una igual, y cada una diferente. Enfermeras, celadores, auxiliares, médicos personal de limpieza y administrativos… todos están ahí y la gracia es que no puedes distinguirlos.

Voy a dedicar este post a todo este equipo, que me aporta cada día un reto diferente, que me quiere y que me odia, que me anima y me critica, que hace superarme y que tome conciencia de lo que hago bien, y de lo que hago mal… porque en el fondo somos una gran familia.

Ojalá cada día pueda hacer sonreír a uno de ellos.

Para todo ese gran equipo que formamos:

Banda sonora : Chris Zabriskie , prelude nº 21

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s