Iñaki González, se moja este Verano

Hoy en Quironautas tenemos la suerte de contar con un excepcional compañero del 2.0  en el día de su cumpleaños, aprovechamos de este modo para felicitar a un amigo y magnífico profesional:

cumpleaños¡¡¡¡FELICIDADES!!!!

Iñaki González Rodríguez (@goroji) es Doctorando en Economía, Empresa y Derecho, Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Máster en Dirección y Gestión de Recursos Humanos, Máster en Gestión Sanitaria.

Técnico de Gestión RRHH (Desarrollo & Formación) en Fundación Hospital Calahorra. CTO & Community Manager de Osenseis Lean, S.L. Tutor del Máster de Gestión Sanitaria de IMF Business School. Evaluador EFQM de La Rioja. Miembro del Comité de Calidad en los Sistemas y las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones (CSTIC) de la Asociación Española para la Calidad (AEC).

En medio de todo esto consigue con éxito llevar al día SobreviviRRHHé!: blog sobre RRHH, Liderazgo y Gestión Sanitaria.

“Guipuzcoano de nacimiento, resido en Navarra y trabajo en La Rioja, esto ha hecho que no crea mucho en la España de las autonomías y prefiera hablar de espacios comunes donde compartir, aprender y disfrutar de las particularidades de cada uno. Intentando cada día representar a la perfección el “lado humano del Lean” a través del sexto principio Lean acuñado por Osenseis: las personas.

Poco más puedo ya añadir, solo que Iñaki es una de esas personas a las que les dices ¿Podrías hacerme un favor? y él solo contesta con una palabra: ¡Claro!

No siendo enfermero ni sanitario propiamente dicho, es uno de esos faros enfermeros de los que en las redes solemos denominar para, de algún modo, premiar su compromiso con la profesión y su valor por el conocimiento y enseñanzas que nos comparte cada día.

goroji_1421167217_36

Gestión y Enfermería

por Iñaki González

Política y gestión sanitaria: ¿Deben ir de la mano, o es un mal menor?

Los que me conocéis ya sabéis de sobra que estoy totalmente a favor de la profesionalización de la gestión, pero no sólo de la enfermería, sino la gestión a todos los niveles. Deberíamos tender hacia la profesionalización de la gestión porque es lo único que nos dará garantías de que los recursos se estén utilizando correctamente y de la manera más eficiente posible.

Los gestores deberían ser elegidos mediante convocatoria pública ajustándose en todo caso a los principios constitucionales de igual, mérito, capacidad y libre concurrencia. Pero también deberían ser evaluados periódicamente en el cumplimiento de los objetivos marcados.

Es decir, el entrar o salir a puestos de gestión no debería depender de afinidades subjetivas, sino de cuestiones perfectamente objetivables y evaluables, y vuelvo a repetir, no estoy hablando únicamente a puestos de gestión de enfermería sino a todos los niveles de la organización.

«Los puestos de gestión deberían ser evaluados periódicamente en el cumplimiento de los objetivos marcados.»

Los recursos Humanos: Porqué cada día a los enfermeros de base nos parece que son menos “humanos” y más “recursos”, ¿se puede gestionar mirando a los ojos? ¿Por qué no se puede gestionar con un “win-win”?

De entrada no termina de gustarme eso de enfermeros “de base” de la misma manera que no me gusta reconocer que haya profesionales de primera o de segunda línea. Todos somos profesionales y todos debemos remar en la misma dirección si queremos que nuestra organización sanitaria llegue a buen puerto.

Los gestores deberían hacer más porque el personal que tienen asignado sean considerados más “humanos” y menos “recursos”, o mejor dicho, todos deberíamos hacernos valer más por humanos que por piezas de una planilla o del departamento de turno, y aquí, una vez más, no creo que sea un mal específico de la enfermería, sino que en todos los departamentos se da esta situación: tanto a nivel asistencial como a nivel administrativo.

No es que se pueda gestionar “mirando a los ojos”, es que debería ser una obligación mirar a los ojos: de los compañeros, de los de arriba, de los de abajo, pero principalmente a los ojos de los pacientes, esos son los que no se nos deben olvidar bajo ningún concepto.

Gestionar win-win sobre el papel es muy bonito, pero tal vez debamos concienciarnos que para que un día sea a ganar, quizás otro día nos toque perder, tenemos que ser conscientes que a veces hay que ceder en determinadas cuestiones para ir ganando en otras, y que siempre win-win no se puede, pero lo importante es seguir avanzando como organización.

«No siempre el win-win es posible, para ir ganando unas veces, hay que concienciarse de que hay que perder otras.»

Los Recursos materiales: ¿Se puede hacer más con menos? ¿Están las políticas de recortes al tanto de la merma en la calidad asistencial que provoca escatimar en según qué recursos materiales?

Políticas de recorte deberían ser un oximorón, jejeje…

Hay que tener mucho cuidado con las políticas de recortes, porque no es lo mismo tener que ajustarse un poquito el cinturón en épocas de escasez de recursos, que cerrar el grifo sí o sí sin un plan ni unos objetivos claros.

Deberían revisarse algunas cuestiones porque en épocas de bonanza se habían desajustado, pero como digo, bajo criterios de eficiencia y costes adecuados, sin olvidar en ningún momento que hay parámetros de calidad que son irrenunciables, sobre todo los que afecten a la seguridad: la del paciente (en primer lugar) y la de los profesionales de la organización.

Se puede hacer más con menos, y en algunas organizaciones se viene haciendo desde hace muchos años, sin ir más lejos, en la que yo trabajo (Fundación Hospital Calahorra) se viene aplicando desde sus inicios, allá por el año 2000. Filosofías como Lean aplicadas a Salud (Lean Healthcare), en las que precisamente se trata de hacer más con menos, aplicando en cada momento la herramienta más adecuada a la situación, y en el mayor de los casos, aplicando simplemente un poquito de sentido común (fíjate tú qué cosa más cara).

«El sentido común es el arma más eficaz para un ajuste que permita hacer más con menos.»

La gestión y las bases: ¿Crees que realmente el personal de base conoce la labor de un mando intermedio o de un gestor? ¿Qué imagen crees que tienen de las tareas que desempeñan?

Hay personal “de base” (y sigue sin gustarme ese término) que desconoce lo que supone desempeñar labores de gestión, de la misma manera que hay gestores que desconocen lo que realizan sus equipos en el día a día. La única solución posible a dicho desconocimiento son políticas de puertas abiertas, de diálogos constructivos, de empatía y ponerse en el lugar el uno del otro.

«Las puertas abiertas, el diálogo, la empatía y la comprensión, herramientas para conocer el trabajo del otro, entre gestores y gestionados.»

Otro error es creer que sólo gestiona el gestor, cuando debería ser responsabilidad de todos (cada uno a la altura de sus responsabilidades) realizar una buena gestión de los recursos con los que dispone para desempeñar sus labores diarias.

Creo que se desconoce la gestión en general, sin entrar de nuevo a bases o no bases. Como decía al principio, creo que hay gestores que han llegado a la gestión sin saber muy bien a dónde iban. Igual que hay estupendos pilotos de Fórmula 1 que no tienen ni idea de mecánica y nunca los pondríamos al mando del taller, hay estupendos profesionales que ni quieren ni saben de gestión, y no deberían aceptar puestos con esa responsabilidad.

Por lo tanto, vuelve a remitirme a la primera pregunta y apostar una vez más por la profesionalización de la gestión.

¿La calidad, son solo número e indicadores? ¿Los indicadores de calidad son fiel reflejo de lo que el paciente y trabajadores perciben? ¿Estamos midiendo verdaderamente lo que debemos medir para conocer el estado de la calidad asistencial?

La calidad es algo que más mucho más allá de sólo números e indicadores, pero de alguna manera hay que medirla. Lo malo es que muchas veces nos esforzamos más en maquillar los datos que en trabajar para conseguir que el paciente y los trabajadores perciban esos parámetros de calidad.

En ocasiones no nos hemos parado a preguntar al paciente y al trabajador qué es para ellos una atención de calidad, y perdemos el tiempo en medir y mejorar ratios que nada tiene que ver con lo que ellos finalmente perciben.

En calidad, igual que ocurre con los malos estudiantes, muchas veces sólo se estudia el día antes del examen, y así no se puede sostener una cultura de calidad centrada en la seguridad del paciente. No recoger, por ejemplo, el número de eventos adversos no significa que estos no se den.

«No nos hemos parado a preguntar al paciente y al trabajador, la calidad es un tema que no puede valorarse el día antes como si se tratase de un examen mal preparado.»

La profesionalización de la gestión, ¿una utopía que se corromperá como otros accesos al sistema? ¿Para cuándo una gestión por competencias y logro de objetivos? ¿cuál crees que es la mejor forma de valorar a un buen gestor? ¿Crees que se puede medir la aCtitud?

Utopía, no. Hay estupendos profesionales de la gestión sanitaria, y a veces así les va, jejeje… Pero como ya he dicho en anteriores respuestas, lo que sí hay que conseguir es que la profesionalización de la gestión sea la norma, y no la excepción. Si conseguimos establecer en sus contratos unos objetivos perfectamente cuantificables desde la objetividad será más fácil evaluar si estos se han conseguido o no.

«hay que conseguir es que la profesionalización de la gestión sea la norma, y no la excepción»

La motivación es un arma aliada para las direcciones, ¿por qué entonces está tan infravalorada? ¿Qué medidas adoptas o te gustaría adoptar para motivar a tu personal?

Aquí voy a ser breve: el trabajador debe venir motivado de casa, yo me conformo con que no me desmotives. El profesional sanitario sabe perfectamente lo que tiene que hacer, no le pongas trabas para conseguirlo. Reconoce aquello que hace bien, y no castigues sus errores, sino que sirvan para aprender y que no se vuelvan a cometer.

Iñaki González

Anuncios

3 comentarios en “Iñaki González, se moja este Verano

  1. pepe bes

    hola iñaki, estando de acuerdo en lo basico contigo, como planteas muchos temas, queria referirme solamente a uno, creo que en los equipos directivos (directores y subdirectores) deberian ser de libre designacion en su mas amplia definición, si no se cumple lo pactado deberia dimitir/cesar todo el equipo, respecto a cargos intermedios lo dicho por ti me parece lo mas coherente, hecho de menos en calidad que ademas de trabajar en protocolos, procedimientos, datos y evaluaciones no se insista mas en el trabajo en equipo. un abrazo

    Me gusta

    1. Muchas gracias por tu respuesta, Pepe. Deberíamos ser más “honestos” y reconocer todos que el trabajo bien hecho debe tener continuidad, y el que no llegue a los mínimos exigibles, debería apartarse y dejar el sitio a otros.
      Un abrazo!

      Me gusta

  2. Pingback: Este verano… me mojo por la Gestión Sanitaria! | SobreviviRRHHé!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s